• Anúnciate
  • Guatemala
    Ver mas ciudades
  • Iniciar sesión
Adiestramiento

Enseñándole a tu perro a no pedir comida de tu plato

Que tu mascota no te pida a gritos bocados mientras tu comes es parte de la buena educación canina, aquí te damos algunos consejos para enseñarle a tu perro.
Enseñarle a tu perro a no pedir comida de tu plato, Mascotas

El adiestramiento y educación de nuestras mascotas a temprana edad es fundamental, tanto para los 'padres caninos' como para las mascotas ya que hará que sean animales felices y no sufran ansiedades o algún tipo de estrés. Si a tu casa ha llegado un nuevo integrante peludito o para quienes cada vez que llega la hora de la comida ya conocemos las miradas de lástima o los ladridos desesperantes de las mascotas para lograr un bocado, en este artículo te mostramos los consejos para enseñarles a respetar nuestras comidas.

La regla de oro: No caigas en su trampa, no le des probadas

Lo primero que debemos saber como dueños es reconocer que este es un hábito que se le genera al perro, pues al final somos quienes les damos vía libre para que sigan pidiendo bocados cada vez que estamos comiendo, al darles "una pequeña probadita". Por esta razón es fundamental enseñarle a las mascotas, desde cachorros a reconocer este comportamiento como inapropiado y bloquearlo cuando pida comida bien sea ignorándolo o con un sonido que asocie a prohibición. Bastará con señalarle con el dedo un "shh". En caso de que ya sea un adulto, se debe acudir a la reeducación; esta se basa en volver a enseñarle los hábitos, no cayendo en la tentación o en sus tiernos engaños con la mirada y no darles ningún bocado evitando todo contacto visual y actuando con autoridad.

No caigas en sus tiernas redes de gimoteos o miradas de lástima cuando estés comiendo. Tu perro sentirá más ansiedad si le tratas con ternura y lo verá como un pase gratis para obtener lo que quiere: tu comida.

Aunque aparentemente es sencillo, en la práctica no lo es...ya lo has vivido y lo sabes. Así que si en casa viven más personas lo ideal es que todos se unan a la causa, y en ese grupo también entran las visitas. Por lograrlo hay tres pilares básicos:

1. Si amas a tu perro deberás impartir disciplina, es decir enseñarle a seguir reglas por ello no debe existir la recompensa ante pataletas. Cero bocados mientras comes.

2. A la hora de la comida todos deben garantizar que los miembros de la familia no se salten la regla de oro.

3. Instrucciones a invitados: Hay que explicar a todos los invitados que está absolutamente prohibido darle comida al perro en la mesa y cerciorarse de que cumplen la regla.

Te puede interesar: ¿No logras bajar a tu perro de la cama? Consejos para lograrlo

Varía el menú de tu peludo

Sin duda el menú de nosotros es más atractivo que el concentrado de sus tazas, así que es bueno de vez en cuando darles a probar otras opciones a nuestros peludos como caldos de pollo sin sal o comida húmeda de pavo. Esto no sólo funciona como una alternativa culinaria para la mascota, sino también como un ejercicio para que no pierda el control cada vez que estás probando tu plato. Pero atención: esto no funcionará si algún miembro de la familia recae y le comparte una porción si el perro lo pide. 

En cuanto al momento correcto para darle este menú a la mascota debes saber que puede ser en su horario habitual. Existen mitos alrededor del horario de la comida del perro y su amo. Lo cierto es que no importa si come antes, durante o después de que tu comas, lo importante es que respete tu horario de comida como tú la de tu mascota. 

Practica ejercicios de reeducación

Estos ejercicios consistirán en simular un ambiente ideal para que el perro pueda asociarlo al buen comportamiento que será recompensado. En estos ejercicios se deben involucrar los miembros de la familia, así que hay que elegir el espacio correcto como es la mesa de comida. Sabemos que nuestra mascota irá a pedirnos del menú; por esto, debemos colocar su camita o manta en un lugar no tan cercano a la mesa. Una vez allí, cuando comience el alboroto debemos indicarle con un "no" enfático que se devuelva a la cama y de ser necesario acompañarlo a su cama, si obedece se le premia.

Cuando notemos un leve avance, lo recomendable es alargar el tiempo de premio y, nuevamente, recordar la regla de oro.

No será inmediato el cambio de hábito en tu mascota, pero con paciencia, perseverancia y trabajo en equipo seguro será un logro ganado. 

Fuente: Simiperrohablara.com

Artículos recomendados
Noticias, eventos, consejos de mantenimiento y los m´s recientes avances tecnológicos en la industria automotriz.
Ver contenidos
Cursos, becas, técnicas de estudio, información laboral y todos los avances del sector educativo.
Ver contenidos
Tendencias innovadoras, recetas de cocina y útiles prácticas para el bienestar del hogar.
Ver contenidos
Consejos de salud, educación, tips de alimentación y cuidados para mejorar la calidad de vida de tus mascotas.
Ver contenidos
Destinos turísticos, opciones gastronómicas, actividades de entretenimiento y consejos para llevar una vida saludable.
Ver contenidos